Páginas

Minimaratón de Siglos Curiosos.

El 1 de enero de 2017, Siglos Curiosos cumple once años en línea. Y, vale, el blog ya es un ancianito que está en sus cuarteles de invierno, pero regresa para un último golpe y te retiras, nene. De manera que haremos una minimaratón de posteos, durante los domingos de diciembre de 2016, y enero de 2017. Con esto, esperamos que ayude a los lectores de Siglos Curiosos a pasar unas felices fiestas, si las prospectivas no son buenas, y si lo son, entonces que sean incluso mejores. Saludos a todos, y felices fiestas y un próspero 2017 les desea vuestro seguro servidor el GENERAL GATO.

domingo, 22 de enero de 2017

Los peores Presidentes de Estados Unidos.


Hace un par de días, el 20 de Enero de 2.017, debió comenzar una nueva era en la historia 'e la humanitá: Donald Trump como Presi número 44 de Estados Unidos, al asumir la Presidencia número 45 (WHAT??? Seriously. Glover Cleveland fue Presi en períodos no consecutivos, así es que se cuenta dos veces). O eso se supone (programé el posteo de antemano, así es que si en el intertanto al Donald Trump un grupo de terroristas renegaos lo volatiliza atom-level con una nuclear junto a 20 millones de yanketas, o si se atraganta con un oyéjo d'uva y la palma... Not my fault). Well, por "nueva era en la historia 'e la humanitá" queremos decir "quizás la última era en la historia 'e la humanitá", si algún día se fastidia pque amaneció con el tupé torcío, y alivia las tensiones soltando unos cuantos pepinos nucleares así como pa' joer al mundo y sentirse un poquito mejor él mismo. Al menos van a ser wenos tiempos pa' Cine 9009 y Siglos Curiosos. Pque el festeje que nos dábamos a cuenta de George W. Bush, ya no nos lo pudimos repetir con Barack Obama, que en términos políticos fue un poquito diet-Bush, pero, well... el hombre era geek, apareció en comics de la Marvel, se llevó un Nobel pa' la casa por sus cohóne, y se tomó pics en la Casa Blanca con McKayla Maroney, y además era neg... er... afroamericano y por tanto agarrarlo pa'l chuleteo como que no es muuu políticamente correcto, así es que material pa' cashondeo, como que no nos daba musho, en realitá. Pero en fin, desde antes de asumir la Presidencia, ya Donald Trump apuntaba maneras. Se encachó con Meryl Streep, en plan matón 'e barrio, pque vale, la Streep lo refregó en los discursos 'e los Oscares, pero 1.- Ella no dio nombres y por tanto weón por haberse dado por aludío, y 2.- Joer, en una esquina una actriz con unos calvos doraos, y en la otra un multimillonario casi-Presi casi-Commandant-in-Chief con acceso al botón nuclear y además con así peazo bufete abogaos, como que no parece un duelo muuu justo. ¿Irá a ser Donald Trump la peor Presidencia de Estados Unidos? Quién sabe, pero ese es un tema interesante, así es que... vamos a por él.

Sólo a los yanketas puede ocurrírseles algo tan tratratrá como hacer un ranking 'e sus peores y mejores Presis. Vamos, ¿cómo demonios evalúas eso? ¿Por el crecimiento del PGB? ¿Por el respeto a los derechos humanos? ¿Por la cantidá 'e guerras que ganó tal o cual Presi? ¿Por la hegemonía yanketa en el mapa internazonal? ¿Por carisma? Al final, va a ser que eso de quién es el mejor y quién el peor Presi es casi tan subjetivo como mis comentarios de pelis en Cine 9009, que en el fondo es a gusto de quién opina, por más que se haga sentando cátedra. Pero los yanketas, siendo yanketas, no se iban a quedar por esto. Así es que les ha dado, cada X cantidá de años, por hacer encuestas sobre quiénes son los mejores y peores Presis: Schlesinger, la Federalist Society y el Wall Street Journal, Newsweek, C-SPAN, y unos cuantos más. Los mejores Presis, por regla general, terminan siendo... hmmm... a quién le importa. Estamos con ánimo de cashondeo hoy día, así es que a emprenderlas con... ¡¡¡LOS PEORES PRESIS!!! Queda más a tono con Trump, ¿no? Por aquello de "You're fired!", no se piense otra cosa.

De alguna manera no resulta sorprendente, pero el gran aporreao 'e la historia moderna es George W. Bush. El grueso 'e las encuestas lo ponen en el fondo del barril. Ninguna lo pone por encima del puesto 35. Los presis post Kennedy se llevaron lo suyo, aunque algunos agarraron mejor prensa dezpué. Ronald Reagan en particular fue muy mal valorado en su tiempo, pero se rehabilitó (de manera no merecida. Por decirlo en verso: ser neoliberal es ser subnormal). Pero en ningún caso con la consistencia del full de ases de mid-XXs: Roosevelt (FDR, no Theodore, claro), Truman, Eisenhower y Kennedy. En el fondo del barril aparecen consistentemente algunos nombres obvios. Andrew Johnson (no Andrew Jackson, ojo, aunque "Jack" sea diminutivo de "John"... ¡rarezas de la historia!), el tipo al que le sirvieron la victoria en bandeja (fue el sucesor de Lincoln, con la guerra civil ya ganá) y casi lo sacan con un impeachment por incompetente (por borracho no, a pesar de la leyenda, aunque parezque igual le gustaba el etílico en vaso, sino pque él republicano estaba listo con los esclavos, ya eran libres y pa' qué joder más, y su propio Congreso republicano lo quería sacar pa' eso, pa' proteger a los esclavos 'e la venganza 'e los antiguos patrones y la explotazón 'e la gentuza venida del norte a profitar de la derrota). Ulysses Grant, el general que ganó la Guerra Civil y una vez Presi lo único que hizo fue mirar pa'l lao mientras los ricachones se enriquecían explotando a los sureños derrotaos y al proletariado industrial del norte. Franklin Pierce, un tipo tan incompetente que LLEVÓ A SU PAÍS A LA GUERRA CIVIL (marrón que su sucesor, Abraham Lincoln, tuvo que comerse, claro). Y claro, Ricky Dicky Nixon, un tipo tan nefasto que el único historiador que lo defiende es Paul Johnson (que es más o menos como que Francisco Franco alabe a un país pque lo encuentra democrático, pa' que nos entendamos). Sospechosos habituales pa' cualquiera que sepa un poquito de historia de Estados Unidos. Pero, aquí lo interesante...

...hay un PERÍODO ENTERO de la historia yanketa en que los Presis tienen una reputación desastrosa. Una y otra vez, de manera machacona, las encuestas revelan que las Presidencias entre Andrew Jackson y Grover Cleveland (o sea, entre 1837 y 1885, UN JODIDO MEDIO SIGLO) son el nadir del Ejecutivo en Estados Unidos. Con la significativa excepción de Abraham Lincoln, por zuporto, que ganó la Guerra Civil. Y James Polk también, que ganó la Guerra contra México (ahí, el que sale mal Presi es el de México, supongo). Ganar guerras ayuda, parezque. Pero esta falta de prestigio no debe ser casualitá. Luego de Jackson, Estados Unidos vivió un progresivo eclipse del Ejecutivo, que empezó a caer en la sombra de un Legislativo cada vez más fuerte, que a su vez empezó a ser mangoneao por los partidos (a tal punto que cuando el sistema clásico de partidos colapsó bajo Franklin Pierce, un par de Presidencias dezpué Lincoln tenía que estar luchando por ganar una guerra civil. Los partidos políticos sirven pa'algo, quién lo diría). Luego de la guerra civil, la cosa siguió más o menos igual pque la política estaba entera cooptada por un club de ricachones millonarios que explotaban sin freno a un montón de pobretones, desharapaos e inmigrantes. Habrá que esperar hasta tipos como Grover Cleveland, Benjamin Harrison, William McKinley y Theodore Roosevelt, pa' que el Ejecutivo se ponga los pantalones, y se aboque a la principal crisis de su época, que era la cuestión social derivada de la industrialización. Toos ellos, no por casualitá, también buscaron fortalecer al Ejecutivo. Interesantemente, el salido Barack Obama también intentó impulsar una agenda social que se estrelló de lleno contra un republicanismo atrincherao en el Congreso... con un Donald Trump que promete un gobierno más personalista (y... ¿populista? ¿democrático? ¿protexionista? ¿Proxenetista? ¿Un parque temático con juegos de azar y mujerzuelas, de hecho, olviden el parque...? Chi lo sà...). Se vienen tiempos interesantes. Pero, claro, ya sabemos lo que quieren decir los chinos cuando te lanzan eso de que "ojalá que vivas tiempos interesantes"...

domingo, 15 de enero de 2017

Amigas y el racismo.


A pocos días de que un connotao racista y xenófobo, y orgulloso de ello, se vaya a sentar en la Presidencia de Estados Unidos, le echamos un vistazo a una historia de razismo. Pero no una cualquiera. Una de amistad más allá del razismo. Lo que está difícil, pque... los razistas son razistas, o sea gente mala-mala-mala kaka con la que no se puede tratar, y los discriminaos son gente tan-perotán-perotán buena de alma ellos... y se les olvida que son toítos seres humanos, una mesma raza, las mismas reacciones, los mismos sentimientos, las mismas pasiones... si los pinchan, sangran, si los envenenan se mueren, si los ofenden se vengan... son toos lo mismo y por eso razismo es malo, son toos lo mismo, o sea, creaturas inferiores a nosotros los gatos, que sí que somos superiores, tanto que a ver quién ha conseguío que le den Whiskas a quién, a ver, díganme, hehehé, díganme. Joer, ustedes los humanitos son tan inferiores a nosotros los gatos que incluso tenen que gastarse un turrón 'e plata en tiendas de ropa pque no tienen cubierta 'e pelos pa' andar portando su propio microclima artifizial en su propio cuerpo.

Esta historia parte hace sesenta años atrás, el 4 de septiembre de 1957. Había un grupito de nueve estudiantes negros, llamaos los Little Rock Nine pa' la posteritá, que andaban en la quincena, y fueron admitidos en la Little Rock Central High School en... Little Rock, vaya. Arkansas. Que era para gente whiteass, pque SEGREGAZÓN RACIAL. Hace algunos añitos, la Corte Suprema 'e los Yueséi había dicho que la doctrina 'e "separaos pero iguales", por la cual blancos y negros eran iguales ante la ley, sólo que habían buses pa' blancos y buses pa' negros, y escuelas pa' blancos y escuelas pa' negros, y asín, puez que eso es inconstitucional pque sigue siendo discriminazón. Pero, claro, hacerle entender eso a un razistamerda, como que está difícil. Así es que cuando los Little Rock Nine intentaron ir a la high school de marras, no me hagan tipear el nombre otra vez... ahí fueron a hacerles bullying, creando literalmente una barrera 'e gente que les impidiera pasar a los negros a la escuela hasta ese entonces pa' blancos. Y por bullying no quiero decir sólo un montón de rednecks con demasiao tempo libre, sino también LA JODIDA GUARDIA NACIONAL DE ARKANSAS, enviá por el mesmísimo Orval Faubus, el Gobernador. El escándalo fue tan mayúsculo, que el propio Presi Eisenhower tuvo que llamar a Faubus y darle orden directa 'e que no se pusiera weón con la Corte Suprema 'e Estados Unidos, leñe. Por zuporto, las grandes víctimas aquí fueron los Little Rock Nine, que tuvieron que irse con el rabo entre las pernas pque, leñe, mejor perder un día de clases que la vida a manos 'e una turba lista pa' lincharte, digo yo. Pero hubo también una víctima blanca: Hazel Massery. En certo sentido, por zuporto. Como el Obiguán Kenobi, depende del punto 'e vista.

Un tal Will Counts tomó una foto icónica, con una negra llamá Elizabeth Eckford, uno 'e los Little Nine Rock, tratando 'e entrar a clases, y con la quinzañera blanquita Hazel Massery gritándole atrás con too el odio viperino 'e un razista 'e raza. Y listo: la creatura quedó marcá 'e por vida. Te toman una foto en mala pose, y te jodiste. Ya sabes, a tenélo presente la próxima que te tomen pics pa' Facebook, borracho/a en un bar 'e mala muerte, y tengas ambizones de llegar a CEO de alguna empresas d'ésas potentes. La imagen se transformó en icónica del odio razial... a pesar de que andando el tiempo ELIZABETH ECKFORD Y HAZEL MASSERY SE HICIERON AMIGAS. ¿Pero... cómo? Pasó lo que pasó. Parezque Hazel Massery andaba en los tontos quinze, la edad en que toos los humanitos se aweonan por aquello 'e las hormonas, y venía 'e de un medio razista, así es que le parecía como la cosa más natural del mundo eso de andarle haciendo bullying a los negros y tal. Pero dezpué, maduró. Creció como persona. Y sobre todo, descubrió que los negros no eran gente mala sólo por ser negros. Así es que hizo lo que pudo por hacerse perdonar. Elizabeth Eckford, no es que se lo haya tomao así como natural (normal, leñe, si a la pobre casi la lincharon y Hazel Massery era 'e las que gritaba fuerte, una experiencia d'ésas igual te deja marcao 'e por vida), pero al final aceptó las disculpas, tambén descubrió que la chica no era tan mala persona, y lo ya dicho. Se hicieron amiguis.

Y dezpué... la amistá se fue perdiendo. ¿Qué fue exactamente lo que pasó? Misterio. Hay declarazones de una y otra, pero... nada definitivo. Por zuporto, una amistá d'ésas es difícil 'e mantener cuando hay tanta gente, victimarios y víctimas, interesaos en seguir manteniendo hostilitá pque NOSOTROS SOMOS LOS GOOD PEOPLE, ELLOS SON MAAALOS, y estas cosas de amistá, como que estrellan too lo que es su visión de mundo. A veces es más fácil y seguro seguir odiando, que marchar a ese país desconocido en la cual hay que superar ese odio pque significa crecer como perzonas, etcétera, y too el mundo está contento 'e ser como es, y grazias. Por otra parte... nunca deja 'e ser incómodo que una persona te ofenda y casi-casi te amenace 'e muerte, y dezpué quiera ser tu amiga. O que tu ofendes a alguien y dezpué haces too lo posible por enmendarte, y la otra persona, como que eso todavía no lo supera. Incomoditá, leñe. El caso es que ambas chicas andan en los tres cuartos 'e siglo por estos días, y su pequeña historia de intento por superar el razismo en donde cuenta, luchando casa-a-casa y calle-a-calle, no parezque haber mejorao mucho las cosas. Lo ya dicho, van los yankis y votan por Donald Trump. Pero siempre son buenas estas historias pa' recordarnos que el mundo es más complejo que buenos vs malos, que a veces el bando correcto a tomar es no tomar ningún bando, y que estas diferenzas siempre van a ser en el fondo un poco estúpidas. pque toos humanitos, toos muertos en el largo plazo... y toos dadores de Whiskas.

domingo, 8 de enero de 2017

El hombre que defendió a los lobos.


Too el mundo habla de ecología pque CUIDAR EL HOGAR COMÚN 'E LA HUMANITÁ y eso (y de los gatos. No se olviden de nosotros los gatos, joer), pero, ¿quién habla de los ecólogos? Es como un crítico 'e música rock que no se conozca a ningún rockero. Well, salvo los críticos hipsters que se conocen cincuentamelones rockeros pque YO CONOZCO UN ROCKERO QUE TÚ NO. Pero, well, piensen en esa gente 'e "no, si a mí me gusta toda la música, el rock, el pop, la electrónica, el jazz", y dezpué cuando les preguntas por músicos, se ríen así como nerviosillos y van y te sueltan con desparpajo que "no, si yo lo escucho nomás". Vergüenza. Vergüenza y asco, gentes iletrás. Pero ¿ecólogos? A ver, chicos "cuidemos el medio ambiente", ¿pueden menzionar así de memoria a dos o tres tipos que hayan escrito sobre ecología? Stephen Jay Gould no cuenta, ése apareció en "Los Simpsons", así es que ES FAMOSO. Tampoco cuenta el tipo cazador 'e cocodrilos ése al que se lo cargó una mantarraya, que lo suyo era más espectáculo que... ya saben... ecología, leñe.

Por eso es que vamos a traer a colazón, a Adolph Murie. ¿A quién? A uno 'e los primeros conservacionistas con SENTIDO COMÚN. El hombre nació en 1899, y ya en sus veintes, viajó al Parque Nacional Monte McKinley (no lo busquen por ese nombre en los mapas. Actualmente es el Parque Nacional Denali. Ese era el nombre autóctono, pero le pusieron Monte McKinley pque COLONIALISMO, pero como hoy en día ABORIGEN IS GOOD, lo llamaron de nuevo con el nombre nativo, carapálida). El parque fue establecío pa' conservar una criatura caprina llamá el carnero de Denali, que en la época se lo festinaban pa' darle carne a los constructores 'e viaférrea. Pero, well... había un problemilla así como chiquito. Los lobos. Que comen carneros, vamos. Si queremos conservar a los carneros, puez a tiro limpio con los lobos, ¿no? Dezpué de too, si un lobo es capaz de comerse a la Caperuzita, puez, ¿qué no hará con un pobre e indefenso carnerillo, eh...?

Así es que, por allá por 1939, mandaron a un cuarentón Adolph Murie a investigar a los lobos, a ver qué hacemos con esa peste. Resultados: en 1944, Murie les tiró a los jefazos en Washington DC un legajo enorme llamao "The Wolves of Mount McKinley". (Supongo que si lo reeeditan hoy en día, debería ser "The Wolves of Denali". Digo yo). El de Murie fue el estudio más avanzao que nadie había hecho sobre los lobos, sus ciclos vitales, sus relazones sociales, etcétera. Y la concluzón a la que llegó, fue que... los lobos son necesarios para el equilibrio ecológico. Leñe, joer, eso es obvio, ¿no? Por algo se llama "equilibrio ecológico" y no "mueran-los-depredadores-vivan-los-hervíboros ecológico", ¿no? Puez pa' la época, no. Pa' la época, era ver a un depredador (lobo, o coyote, que a los coyotes tambíen los había investigao Murie), y shoot at first sight, mudafakas. Seriously.

Lo que Murie puso sobre la mesa, fue algo más que "salvemos a los pobrezitos lobos". No fue el primero que lo dijo (en años previos, Arthur Tansley ya había acuñao el concepto de "ecosistema", y Alfred J. Lotka llevaba años creando modelos matemáticos aplicaos a la ecología. ¿Quiénes? Lo ya dicho. Bonito eso de la ecología, pero los ecólogos son los héroes olvidaos que nadie conoce. Y tú tampoco). Pero el estudio de Murie fue seminal pa' ayudar a cambiar paradigmas, que el equilibrio ecológico no se mantiene salvando a los bichejos especie por especie, o salvando a los más simpáticos (seriously. Siempre que se habla de salvar a los animales, ponen bichos de ojos simpáticos como orangutanes, osos panda e incluso tigres. Pero, ¿tiburones, insectos, cocodrilos? Que se jodan, por antipáticos. Vamos, humanitos, hagan mea culpa), sino que, probándolo en un medio específico (el de Mount McK... er... Denali, eso es) que TODAS LAS ESPEZIES CUENTAN. Incluso hasta las más ingratas 'e conservar. Para gentes criás con cuentos medievales en donde LOBOS MAAALOS-MALOS (a tí te estoy mirando, Tolkien warg-hatemonger), era una idea difícil de tragar. Pero al final, la sensatez se impuso. Hoy en día, escenas de Tarzán cargándose cocodrilos o aventureros jungláticos cargándose tigres, que tanto celebraron los lectores de la era pulp de inicios del XX, pasan como de una insensibilidad enorme. Y eso, gracias a la labor investigativa de hombres como Murie que fueron más allá del deber, observaron la naturaleza, se atrevieron a desafiar las convenciones, y nos enseñaron que el mundo es mucho-mucho más complejo de lo que alguna vez supusimos, y que como Gollum, al final toos cuentan para algo. Por cierto, ya que estamos... ¿menzioné que la cacería está por acabar con los lobos 'e Denali, si es que no los ha matao a toos ya? Way to go, f****** humans.

domingo, 1 de enero de 2017

Suizos versus una catástrofe nuclear.


Los suizos tienen una enorme fama de eficienza, de Wanduhrenhaltung que tira pa'trás. Cuando eran wenos pa' la pelea, los mercenarios suizos eran lo más de lo más. Ahora sólo los recluta el Vaticano, vale, pero aún así. Sí pa' Su Santitá son buenos, supongo que siguen siendo buenos... Luego inventaron el reloj de cuco (o el sur de Alemania. Pero ustedes cuando pensan en reloj de cuco, pensan en Suiza, ¿no?), James Bond usa un reloj suizo, y... ¡¡¡LA SOPA EN CUBITOS!!! ¡¡¡QUE SE JOROBEN!!! (bueno. Lo hizo un francés, un tal Nicolás Appert. Pero no le vamos a arruinar el chiste a Mafalda, ¿eh? Eso sí, lo de la sopa 'n cubitos queda pa' otro posteo. Como por 2032, al ritmo actual de publicazón en Siglos Curiosos). Por too eso, sorprende e incluso duele un poco que en la historia de los nuclear meltdowns (las famosas fusiones ésas de los reactores nucleares que hemos visto en tantos insignes capítulos 'e "Los Simpsons"), Suiza tenga el suyo propio. ¿Cómo a la nación que es el cúlmen de la eficacia europea, como Alemania pero sin perder dos guerras mundiales, le pudo pasar algo así...? Veamos.

En los '60s, la fiebre era lo nuclear. Parezque la gente no había terminao 'e ver musho atompunk de hormigas mutantes por la radiazón, arañas mutantes por la radiazón, iguanas mutantes por la radiazón, o bolcheviques mutantes por la radiazón, o capaz que la cosa vaya de querer tener sus propios Hijos del Atomo, sus versiones locales 'e los X-Men, así es que... a saber. Y Suiza se subió al carro. En 1962 empezó la construcción del reactor nuclear de Lucens, que como ya podrá advertirse, acabará siendo el Chernobyl suizo (bueno... no. El Three Miles Island suizo, más bien. Déjenme seguir). El mismo era un chiche moderado por agua pesá, y enfriado con dióxido de carbono (sí, leñe. El gas invernadero. No me pregunten. No entiendo la lógica, no soy ingeniero nuclear, ¿vale?). El plan era generar 8,3 megavatios de energía eléctrica, y además, si a tanto daba el cariño, transformarse en potencia punta de nuclear tech, y venderla al resto del mundo con pingües benefizos, claro (¿terroristas islámicos incluidos...? Chachaaaaaánnn...). Pero la cosa no llegó hasta ahí.

El reactor estaba listo y entregao, pero estaba en la etapa de afinación, operativo pero aún no en uso, salvo pa' lo ya dicho, pa' emperifollarlo lo último y dejarlo el nuevo chiche del barrio. Pero en éstas, el 21 de enero de 1969, un tubo de presión saltó de su sitio, sobrevino una sobrecarga energética 'e las wenas, y... la cosa no llegó a Three Miles Island o Chernobyl pque los suizos, inteligentes ellos, decidieron apagarlo. El follón fue mayúsculo, claro: la investigazón subsiguiente tomó DIEZ AÑOS. La cosa acabó sin sanciones pque se atribuyó la falla a corrosión por humedad. Pero el fallo en sí... agárrense. ¿Listos? Allá va. Lo que pasó fue que en uno de los canales de combustible hubo una pequeña fuga de agua, que corroyó tal o cual parte del sistema de eliminación de calor, lo que sobrecalentó la carcasa de una barra de combustible (uranio enriquecío con cromo, dentro de una carcasa 'e magnesio con 0,6& de zirconio) hasta el punto en que parte 'e la carcasa se fundió y el metal derretío obstruyó el flujo de refrigerazón 'e bloqueo al combustible, lo que a su vez inició la fusión del uranio, lo que a su vez generó un sobrecalentamiento que reventó el tubo refrigerante en contacto con la columna de grafito, lo que expandió el dióxido de carbono en el tanque moderador, lo que llevó a los discos de moderación a abrir el contenedor... lleno de material nuclear... así de complicaos son los reactores nucleares. De pronto, los chistes a costa de Homero Simpson tienen menos grazia, ¿eh?

¿Por qué si fue tan grave la cosa, ustedes jamás habían oído hablar de esta joda? Pque... suizos. No, no censuraron la informazón ni ná' (son una democrazia, que se creen). Es pque los suizos son tan jodíamente efizentes, que construyeron su reactor nuclear... EN UNA CAVERNA. Tal cual. ¿Paranoico? Sí, pero nunca se es lo sufizentemente paranoico cuando estás tratando con la más devastadora 'e las formas de produxón energética conocida por el ser humano. Así es que sí hubo contaminazón radioactiva... dentro de una caverna, y eso es too. Igual, la radiazón dañó el resto del material radioactivo, y reemplazar el núcleo era demasiado caro (hablamos de una industria cuyos estándares deben ser literalmente un fallo estimado por reactor nuclear cada DIEZ MIL AÑOS). En 1992, le echaron un poquito 'e concreto pa' asegurarse. Y se la pasaron unos cuantos añicos haciendo limpieza, hasta que en 2003, ¡listo, como nueva! Lo ya dicho: suizos. Sólo a los suizos podía írsele de madre el núcleo de un reactor atómico hasta el punto de fusión a una escala Three Miles Island, y NO PASA ABSOLUTAMENTE NADA. Cuando pienso en esos planes que salen 'e tarde en tarde para instalar reactores nucleares energéticos en Chile (no experimentales, d'ésos ya hay, pero están a cargo 'e científicos, no empresarios pirañas ávidos de lucrarse a costa del riesgo de dejar a Chile convertío en un páramo termonuclear), y pienso en esos técnicos que sacaron el cartón flojeando a lo beztia en el instituto, y que dezpué salen con un "¿esa lucecita? No, si le das un golpecito al tablero se apaga, y... ¿esa filtrazón? Na, masho, que le pones una huincha d'embalaje y listoco, y... ¿una cervecita? Tengo enfriando las chelitas en el tubo de refrigeración"...

domingo, 25 de diciembre de 2016

Romance entre peces.


Para Navidad, nada mejor que un posteo... de San Valentín. Uno romántico. Porque soy gato y celebro las fiestas en la fecha que se me para la regalada gana, y si quiero poner un posteo 'e San Valentín en Navidá, puez a ver quién 'e too guapo pa' decirme algo. Pero esto es Siglos Curiosos, no Siglos Almirabaos, así es que es también uno romántico... FEMINAZI. Y es un posteo romántico feminazi... con peces. Sí, señores. Esto es extravagancia pura, un posteo romántico feminazi con peces. Gugleen "romance feminazi con peces" para ver cuántas exprezonebúsqueda salen. En fin, allá vamos con nuestro posteo espezalNavidad, de romance feminazi con peces.

Esta historia transcurre a un kilómetro 'e profunditá bajo las aguas tropicales y subtropicales de tal o cual océano, que la especie en cuestión igual está bien repartidita. A un kilómetro mar'bajo, la p*** m**** si se ve alguna cosa, lo que es un inconveniente para agarrarse chavala, claro, como lo sabe cualquiera que vaya a una de esas discos dark y salga acompañao de a saber qué hembra, o masho, o intermedio, y rogar a Bastet para que sea humana (o gata, para mí). Ahí vive, entre otras especies, cierta especie de linofrínido (nombrecito, ¿eh?) llamada Haplophryne mollis, y lo escribí sin copy-and-paste así es que apláudanme los jetas. Hablamos de que a esa profunditá no hay ni pizca de luz. Y es mar abierto, así es que puntos de referenza como rocas, corales o plásticos de 6-pack de cerveza, como que tampoco. ¿Cómo se las arreglan para reproducirse entonces sin extraviarse por el camino? Pues... con una recurrida técnica de wild sex: con los dientes.

Resulta que las hembras tienen un farolito que funzona como linterna roja, y además andan emitiendo feromonas, las muuu sueltas, y por el farolito y el olorcillo, los mashos van y las muerden. Así dicho: sexo con mordisco. Ya sabía que este posteo les iba a gustar. En fin, resulta que los mashos no las sueltan. Y no las sueltan. Y no las sueltan. Y de tanto no soltarlas... el tejido de la boca del masho se pega con la piel de la hembra. Y sus venas se fusionan, HASTA QUE POR EL CUERPO DEL MASHO EMPIEZA A CIRCULAR SANGRE 'E LA HEMBRA. Asqueroso, ¿verdá? Una vez pegao a la hembra, al masho se le caen las aletas, total, pa' que le sirven ya. Y se le atrofia casi too el resto del cuerpo excepto... exacto, las gónadas. Las joyas 'e la familia. ¡¡¡Así es que si le das la oportunitá a los mashos, se transforman en parásitos que explotan a las puras y virginales hembras!!! ¡¡¡LAS FEMINAZIS TENÍAN RAZÓN!!! (en lo ictiológico, por lo menos). En fin, llega la hora 'e la reproduxón, lo que queda del masho arroja el esperma, que se mezcla con la gelatina viscosa que son los huevos d'ella (realmente asqueroso. Escupiendo pan de pascua mientras leen esto en 3... 2...), y too eso del esperma y la gelatina se hace un revoltijo de fertilitá desde donde saldrán nuevos Haplophryne mollis a perpetuar este ciclo biológico de promiscua asquerosidad (¿pensaban tener sexo esta noche? Hahahá, lo que tengan flashbacks de lo leído, have a good Netflix night...). Las larvas suben a la superficie, se alimentan de plancton, crecen, y cuando maduran, se hunden de nuevo, y... vuelta a empezar. La guinda 'e la torta: la Haplophryne mollis con más mashos colgándole registrada... tenía ocho. Como "Tenchi Muyo!" en versión hembra... y pez.

¿Qué tiene que ver esto con historia? ¿No se supone que Siglos Curiosos es sobre historia? ¿En dónde están los siglos aquí? Buenoooooo... a veces hay que variar un poco, ¿no? Feliz Navidad...

domingo, 18 de diciembre de 2016

El ruido de los náufragos del Titanic.


Todos sabemos que el Titanic es la ma're 'e toos los naufragios, el hundimiento más hundidoso que se ha producío. Y estando tan bien documentado como lo está el naufragio del Titanic, tenemos algunos detalles bastante perturbadores acerca de cómo hizo glugluglú. Uno de ellos podría contarse como la "banda sonora" del mismo. ¿A qué sonó el hundimiento del Titanic? Uno 'e los supervivientes era un niño de nueve años. Hasta ahí, bien: vivió para fallecer otro día. Pero años después, descubrió que le resultaba insoportable ir a los juegos de béisbol de los Detroit Tigers: el ruido de la multitud celebrando cada anotación con griterío le recordaba demasiado a los gritos de la gente ahogándose en el mar. Imagínenselo, y sientan como se les eriza la piel de gallina.

Un superviviente llamado Jack Thayer hizo mención al tema, en sus recuerdos acerca de la noche del piqueabajo. Thayer era un joven de 17 años que fue uno de los tantos que se fue de una al agua, y ahí tuvo que habérselas cruditas para mantenerse a flote por una cantidad indefinida de tiempo, en un agua que estaba a unos dos grados centígrados. A diferencia del otro Jack, ya saben cuál, éste Jack Thayer no la palmó. Lo pilló un bote salvavidas, y luego, lo que llegó el Carpathia al lugar del siniestro, lo arrearon arriba, le dieron un agradecío traguito 'e brandy para el frío (y pque las penas con alcohol se pasan mejor, claro), y eso lo puso a dormir.

Al final, Jack Thayer que era de Filadelfia, la capital de Pensilvania, vivió el resto de sus días ahí. Y es que llegó a vicepresi de finanzas de la Universidad de Pensilvania. Pero su mamita se jué pa'l otro lado el 14 de abril de 1945, o sea, justito justiniano el aniversario 33 del icebergazo del Titanic, lo cual es... buenoooooo... Al pobre hombre lo encontraron poquito despué, suicidao en su automóvil. Era joven todavía: tenía apenas 50.

Pero en fin, a lo que íbamos: el asuntito del ruido de los náufragos del Titanic. Jack Thayer entregó su propia impresión del ruido en cuestión. Para él, el griterío de las víctimas ahogándose le recordaba el ruido de las langostas merodeando por los campos de Pensilvania en una noche de verano. Por lo que, suponemos, maldita sea si le quedaron ganas de ir a pasearse por los campos de Pensilvania en las noches de verano. En esas circunstancias, yo no lo haría. Pero claro, cuando uno llega a vicepresi de finanzas de una universidad, no es como para pensárselo demasiao.

domingo, 11 de diciembre de 2016

Cada vez más hot la Tía May.


Esta semana tuvimos el primer trailer de "Spiderman: Homecoming", la nueva novísima renuevísima chupigenialidá peli de Spiderman, PJ que ya ha tenío tres partidas en el cine en menos de dos décadas. Porque, vamos, "Spiderman" de 2002 y sus dos secuelas, luego la no tan sorprendente "El sorprendente Hombre Araña" en 2012 y su única solitaria secuela, y ahora, nuevo reboot pero metío dentro del Universo Cansino Marvel, como la peli 16 de la franquicia, sí, jodíos, cuenten bien, 16 en menos de diez años. El PJ de Spiderman mismo fue presentado en "Capitán América: Civil War", ahora a comienzos de 2016, y una de las cosas que causó cierta polémica es el rol de la Tía May. Todos sabemos, la adorable ancianita que está ahí para que Peter Parker se sienta todo culposo de tener un gran secreto, se le haga más pesado eso de que "un gran poder conlleva una gran responsabilidad" o como se diga, y en general para joderle más la vida, cada vez que la secuestran o le da un ataque de corazón a la vieja, que pa' eso está la buena señora, para que todos nos preguntamos cuándo va a parar las chalas y dejar que el culpógeno de Spiderman por fin viva su vida en paz. Porque todos recordamos lo que pasó con "One More Day"... y no queremos recordar, en realitá. Pero en fin, en el cine ahora quien tomó el rol fue... Marisa Tomei, que de ancianita nada, pque está ya casi una década lejos su rol de topletera buenorra MILF en "El luchador", pero igual, nadie la llamaría un vejestorio ni mucho menos. Y dado el tema, es interesante echarle un repaso a las actrices que han interpretado a la Tía May, como poco a poco se han ido haciendo cada vez más hot de encarnación en encarnación.

Cuando decimos que con cada reboot tenemos una Tía May más joven, no nos referimos al año de nacimiento (por supuesto, con cada reboot se va corriendo el listón cronológico), sino a la edad que tienen cuando asumen por vez primera el PJ. La primera de ellas en el cine fue Rosemary Harris, quién nació en 1927, y por lo tanto tiene la provecta edad de... 89. Su hija es la actriz Jennifer Ehle, que de hecho ya tiene 46. La Harris tuvo una carrera destacada pero de cierto bajo perfil (dejando una nominación al Oscar a Mejor Actriz Secundaria en 1994, que no ganó). Ella asumió el rol de la Tía May por primera vez en "Spiderman" en 2002, o sea, el mismo año en que cumplía tres cuartos de siglo, la veterana. Peter Parker en esa ocasión era Tobey Maguire, nacido en 1975, y que por lo tanto, cumplió 27 en 2002. La diferencia de edad entre ambos actores era por lo tanto de 48 años, un margen quizás amplio, pero más o menos creíble entre tía y sobrino. Después de todo, en los cómics siempre se ha pintao a la Tía May como una adorable ancianita harto más veterana que el colegial que era Peter Parker cuando partieron sus spidermaníadas. Lo que ya no era tan creíble, es hacer pasar a Maguire como estudiante de secundaria cuando hace rato que venía teniendo pelos en los sobacos, pero en fin, ya saben como funciona Jólivu.

El recasting del PJ vino diez años después... y contrataron a una actriz diecinueve años menor que Rosemary Harris. En "El sorprendente Hombre Araña", la tía May pasó a ser Sally Field, nacida en 1946, y que por tanto, ahora en 2016 acaba de cruzar oficialmente a la setentena. La Field ha tenido una carrera dramática de mayor perfil, partiendo en comedias burras para la TV como "Gidget" y "La novicia voladora", antes de ganarse un lugarcito como actriz consagrada de cine en pelis como "Norma Rae", "Ausencia de malicia", "En un lugar del corazón" (la que le valió el Oscar en que soltó el discursito ridículo ése de "You like me! You really like me!!!"), "Magnolias de acero", "No sin mi hija" y "Papá por siempre". En 2012, el año en que la Field tomó el rol de la Tía May, la actriz cumplía 66 años, lo que antaño era ser vieja decrépita, pero que hoy en día viene siendo algo así como la adultez tardía. En este caso, Peter Parker fue Andrew Garfield, nacido en 1983, o sea, que en 2012 cumplió 29 años. Con lo que la distancia de edad entre los actores de tía y sobrino disminuyó de 48 a 37, un poquito más cercano a la brecha generacional que cabría esperar de los PJs en un medio más realista. Y claro, como ahora el actor tenía 29 en vez de 27, verlo en escenas de secundaria, con Emma Stone... Bueno, a Emma Stone la perdono. De todo corazón. Digamos que de corazón.

Y en 2015 vino "Capitán América: Civil War", ya lo decíamos, y sacamos esa peli a colación porque en ella vimos por primera vez a los NUEVOS Peter Parker y Tía May, que no son los OTROS NUEVOS sino los NUEVOS NUEVOS Peter Parker y Tía May. En el caso de ella, el rol fue tomado por Marisa Tomei, la actriz que se llevó un Oscar a la Mejor Actriz Secundaria por "Mi tío Vinny" en 1992. ¿Por qué peli? Exacto. Además de eso, ha tenido una carrera no diré de logros megatitánicos, pero sí con cierta dignidad, que es lo que cuenta al final (bueno, eso y tener plata pa' pagar el almuerzo, por zuporto. Que uno se muera de hambre y entierren el esqueleto en el cementerio suele ser un pequeño obstáculo para eso de hacer buenos roles en el cine). Y ahora sí que vimos un tiraje hacia abajo por la chimenea, en el tema de la edad, porque nacida Marisa Tomei en 1964, la Tía May tenía ahora 51. O sea, una tía May década y media más joven que Sally Field, y casi un cuarto de siglo más joven que Rosemary Harris. Y ahora, INSPIRACIÓN AL FIN... Las aventuras de Spiderman en la secundaria, las va a interpretar un actor que se aproxime siquiera a la edad. Tom Holland nació en 1996, y por lo tanto tenía 19 al estrenarse como Spiderman. Mayorcito para la secundaria, claro, pero no a los niveles de Maguire o Garfield. Pero aunque ahora tenemos un Spiderman joven interpretado por UN ACTOR JOVEN para variar un poco... eso no quita que la brecha entre tía y sobrino siga disminuyendo. Porque ahora, la dupleta de actores se llevan apenas 32 años de diferencia, una generación completa todavía (lo que está OK, claro. Que esto es Spiderman y no Spiderporno), pero desde luego menos que los 37 del reboot anterior, o los 48 de la primera versión. Por lo que, considerando que hay reboot de Spiderman cada 5-10 años promedio, si el PJ tiene un nuevo reboot para 2021 pueden ir llamando como la tía May a Anne Hathaway, si total la chica tiene un Oscar en la repisa, para 2021 va a cumplir 39, y además, Scarlett Johansson que cumplirá 37 en 2021 ya tiene su rol como Black Widow...

domingo, 4 de diciembre de 2016

Las arañas de Bono y Angelina Jolie.


Los biólogos suelen ser gentes muy chaladas. A veces les ponen los nombres más raros a los bichos que van descubriendo. Normal, si dezpué de todo, la cantidá de nombres potenciales se va agotando, a medida que van descubriéndose más y más y más y más Y MÁS Y MÁS Y MÁS Y MÁS ¡¡¡Y MÁS!!! ¡¡¡MÁS!!! ¡¡¡MÁS!!! ¡¡¡MAAAAAÁSSSSSS!!! especies sobre la faz de la Tierra, que ya van 1.6 millones registradas y contando (casi todas ellas vivas, porque los fósiles son más difíciles de pillar, aunque los zentíficos calculan con musha lógica que el grueso de las especies biológicas, quizás el 99%, sean de las extintas, y si esas cifras son correctas, habría un mínimo de 160-170 millones de especies entre vivas y extintas... siendo muy ultraconservadores con la cifra, porque hay quienes la empinan sus cinco o seis veces más). ¡Qué épocas en donde agarrábamos al mono desnudo y lo llamábamos "humanito" y le poníamos "Homo sapiens", o sea, "hombre que supuestamente hace algo así como que piensa"! En este contexto, se ven cosas raras como que las especies se bautizan con... nombres. Raros.

Un investigador llamado Jason Bond se ha dedicado a la investigación de un género específico de arañas, las Aptostichus. Recordemos que las arañas pertenecen al grupo de los arácnidos, junto con sus buenos amigos los escorpiones y los ácaros. Los arácnidos son un grupo bastante grande de animales, unas 100.000 especies en total (por contraste, los mamíferos se empinan apenas a las 5.500 especies registradas... aunque hay algunas muy badasses entre ellas. Entre una araña por un lado, y un humano con una pantufla de levantarse por el otro, adivinen quién aplasta a quién. No sé ustedes, pero yo apuesto por el humano). Las Aptostichus, decíamos, son un grupo de arañas que se caracterizan por cazar activamente a sus presas, quizás porque eso de tejer telas es como muy de mina. Hasta inicios del siglo XXI habían sido descritas apenas cuatro especies de Aptostichus, pero gracias a la labor del señor Bond, ahora conocemos más de una cuarentena de especies de Aptostichus, o sea, conocemos diez especies por cada especie que conocíamos antes. Lo que es un importante paso en la investigación... de... buenoooooo... para alguna cosa tendrá que servir el saber de arañas. Digo yo.

Y puestos a darles nombre, una especie acabó llamándose, en homenaje a Angelina Jolie... voy a copiar y pegar aquí porque, joder con el nombrecito. Aptostichus angelinajolieae. Listo. Traten de teclearlo de una y sin error. Mucho cuidado con comerse una E: es angelinajoliEae y no angelinajoliae, como algunos ignorantes escriben. Según Mr. Bond, es en homenaje a la labor de Angelina Jolie en la UNESCO. Hay que ser muy pringao de las arañas para pensar que una chica se va a impresionar porque una araña se llama como ella, salvo Spiderwoman, pero... Angelina Jolie tiene una mentalidad un tanto extraña, así es que quién sabe. Como sea, esto fue en 2008, así es que tiene guasa que un par de años después, en una escena de la película "Agente Salt", aparece Angelina Jolie extrayéndole veneno a una araña. ¿Habrá sido un chiste intencional?

En 2012, se presentó otra ronda de arañas con nombres estrambóticos. Ahora, el homenajeado fue Bono, el vocalista de U2. La nueva especie se llama Aptostichus bonoi, y vive en... el Parque Nacional Joshua Tree de Estados Unidos. Como el disco "The Joshua Tree" de U2, ¿lo pescan, lo pescan...? Y este bautizo también tiene su guasa. Porque, aparte de trabajar en U2, Bono se dedicó a componer la música para el musical de Spiderman ("Spider-Man: Turn Off The Dark"), junto con The Edge, no lo dejemos de lado, y que tuvo cincuenta millones de problemas de puesta en escena. Hablamos de un musical que costó 75 melonedólares y seis accidentados, cuando el musical standard de Broadway cuesta 15 millones y ningún accidentado. La crítica lo hizo pedazos, aunque parece que igual vendió boletos. Más le valía, para lo que costó. Y si Bono quiere olvidar esta aventura arácnida... ahí estará para siempre la Aptostichus bonoi para recordárselo.

viernes, 1 de enero de 2016

Siglos Curiosos: Sus primeros 10 años en línea.


Hoy día, 1 de enero de 2016, Siglos Curiosos cumple diez años en línea. O lo que es lo mismo, diez años desde el mítico primer posteo que publicáramos, por allá por el 1 de enero de 2006. En esa época, los blogs eran una tecnología no diremos naciente, pero que sí estaba en vías de masificación, y nos subimos al carro porque... historia, por eso. Que ésta es la clase de cosas que se hacen por amollllll, para fastidio de las gatitas, que quieren que para ellas y sólo para ellas sea todo el amollllll, por supuesto. Eso sí, diez años después, y en cierta medida, es el propio blog Siglos Curiosos el que es parte de la historia. Muchas cosas han pasado en diez años. George W. Bush se fue y Barack Obama llegó (y todo siguió más o menos igual, pero con más vaselina). Vino la Primavera Arabe. Asumió el primer Papa latinoamericano. La blogósfera se contrajo en beneficio de las redes sociales. Brittany Murphy nos dejó viudos a todos los que suspirábamos por ella. Y así sucesivamente. Y uno, por muy gato cumplido y cínico que sea, tiene su corazoncito y no puede dejar de sentir que, muy en el fondo, es fácil escribir la historia desde el presente, pero el propio presente de los inicios de Siglos Curiosos ya es, en cierto sentido, historia.

Y si no es historia con mayúsculas, a lo menos es un pedacito minúsculo de historia en el corazón de tantos lectores que, de una manera u otra, se han mantenido fieles a Siglos Curiosos aunque este blog se haya mantenido casi más por respeto a la tradición, que por otros motivos. Lectores que, cuando hicimos este pequeño especial de celebración de los diez años ahora en diciembre de 2015 pasado, saltaron de alegría e hicieron llegar todo su apoyo y entusiasmo. E incluso lectores nuevos que, en su época, no tenían ni repajolera idea de que existiera Siglos Curiosos, y se alegraron porque pensaban que habían llegado demasiado tarde, y ya ven, incluso hasta para ellos, algo nuevo alcanzó. Lo cual es grato porque, después de todo, el principal objetivo de Siglos Curiosos cuando nació era convertir la historia en algo accesible. Aquí siempre hemos sido enemigos de la esterilidad académica, de la pose para la eternidad, de la solemnidad mal entendida. ¿Serio? Sí. ¿Riguroso? Todo lo que hemos podido. ¿A prueba de errores? Desgraciadamente no al ciento por ciento, pero hemos hecho nuestro mayor esfuerzo por eliminarlos. ¿Pedante y aburrido? Ni de coña, la historia puede ser tan objeto de cachondeo como tantas millones de otras cosas en este mundo que, bien miradas, hay que tomárselas en serio, pero no tanto que nos roben la felicidad y la alegría de vivir.

Porque muy en el fondo, es muy cierto eso de que la historia la construyen los pueblos. Los eventos históricos, las fechas y las citas son parte de la historia, sí, pero son sólo una parte de la misma. El resto está conformado por lo que hacemos entre todos, ustedes y yo. Fue historia el haber lanzado la bomba nuclear sobre Hiroshima, e hicieron historia quienes la autorizaron y quienes la arrojaron. Pero también desde el anonimato, hicieron historia quienes pusieron las manos para ensamblarlas, quienes barrieron los pisos de los laboratorios en que fueron creadas, quienes cantaban canciones populares con las cuales los científicos seguro se distrajeron en sus ratos libres, quienes activaron las máquinas para imprimir los vinilos en que tales canciones se difundían, y un larguísimo etcétera. Con Siglos Curiosos pasa algo similar: yo he hecho un poquito de historia al... hacer historia, justamente, o mejor dicho al escribir sobre ella, y ustedes han hecho otro tanto al leer y, es mi esperanza, ayudarlos a reflexionar un poquito sobre el mundo en el cual vivimos y nos movemos, sea que al último hayan estado de acuerdo o en desacuerdo con las ideas, planteamientos o interpretaciones acá vertidos.

Y por último, ¿qué se viene para Siglos Curiosos? Desgraciadamente, como lo probó el parón de cerca de un año y medio que sufrimos entre 2014 y 2015, no volverá con su frecuencia regular. No hay tiempo ni fuerzas para ello. Pero de todas maneras, la intención es seguir con pequeños miniespeciales de uno o dos meses de duración cada uno. Después de todo, la historia tiene una tonelada de rincones ocultos, y no los hemos recorrido todos ni por casualidad. Ni la mayoría. Ni apenas unos cuantos. Y debemos hacerlo porque, tal y como dijera el maestro Cicerón (un tanto fascistoide el maestro ése, pero es lo que hay), como dijera Cicerón, decía: "Historia vero testis temporum, lux veritatis, vita memoriae, magistra vital, nuntia vetustatis" (o sea, traducido del latero al español: "La historia genuina testigo del tiempo, luz de la verdad, memoria de la vida, maestra de la vida y mensajera de la antigüedad"), y... si la historia algo me ha enseñado, es a no andar haciendo promesas a tontas y a locas y a mantener cerrado mi bello hocico de gato. Así es que... dejémoslo así. Intentaremos que Siglos Curiosos vuelva. A mediados de 2016, de ser posible. Trataremos de escribir algunos posteos y dejarlos programados. ¿Estamos amigos así? ¿Sí? Qué bueno. Entonces se despide, es de desear que tan solo por el momento, y deseándoles los mejores deseos para el siguiente año y, por qué no, para la segunda década de Siglos Curiosos también (porque no pensaba estar aquí en 2016 y ya ven, así es que para 2026, ¿quién sabe?), se despide deseándoles los mejores deseos, decía, vuestro seguro servidor quien esto escribe, el Cap... perdón, el GENERAL GATO.

jueves, 31 de diciembre de 2015

Los viajes a finales del siglo XX.

Ya hemos comentado acá en Siglos Curiosos acerca de la colección "El mundo del futuro". Fue publicada en inglés en el año 1979, y en español en 1980 por parte de la Editorial Plesa. En estos tres tomos ("Robots", "Ciudades futuras" y "Viaje estelar") se intentaba pintar un fresco acerca de la futura evolución de la tecnología humana. Como al final cada tomo incluía una cómoda tabla cronológica con predicciones acerca de cómo vendría la mano en el futuro, eso nos proporciona la oportunidad acá en Siglos Curiosos para evaluar las predicciones respectivas, si se cumplieron o no, y si lo hicieron en la fecha por supuesto. Como ya hemos comentado sobre los robots y sobre las ciudades, ahora toca el turno sobre la tecnología del transporte, el tomo que se corresponde con "Viaje estelar". Que los lectores no se llamen a engaño. Que hagamos mofa y escarnio es parte del sello particular de Siglos Curiosos, que tenemos una reputación que mantener al final del día, pero sabemos que predecir el futuro es negocio difícil, muchas variables existen, el lado oscuro todo lo nubla, etcétera. Pero sin aburrir más al personal, vamos con lo que nos ocupa.

Para el período de 1980 a 1990 había varias predicciones acertadas que en realidad eran sandías caladas, porque la tecnología disponible y los programas respectivos ya estaban en ejecución. De esta manera, profetizaron con acierto tanto el lanzamiento del transbordador espacial, como la visita a Urano y Neptuno por parte de una sonda espacial Voyager (leñe, si en el mismo 1979 aparecía una sonda Voyager en "Viaje a las Estrellas: La película"...). Otra profecía realizada fue la primera mujer astronauta americana (no, no fue la profesora que se siniestró en el Challenger en 1986, y no, no protagonizó el chiste machista de "déjenla a ella conducir un ratito"... la primera astronauta americana fue Sally Ride, y despegó en el Challenger en 1983, para mayor información y reconocimiento). Volviendo a las profecías cumplidas... está el estudio del cometa Halley por parte de sondas automáticas en 1986 (lo que concretó la sonda Giotto). Mencionemos también el tren de alta velocidad que levita, aunque éste ya existía de antemano, y además se le adjudica a la Unión Soviética (que como sabemos, hizo kataplumski en el paso de la década a la siguiente). Una profecía resultó fallida por más de una década: la llegada de la sonda Galileo a Júpiter en.... 1984 (despegó en 1989 y llegó en 1995). Entre las profecías malamente fallidas están el Kosmolyot, un minivehículo orbital soviético, el uso de dirigibles rellenos de helio en Brasil, Perú y el Sudeste de Asia, y los pilotos automáticos en los automóviles (cosa que ya existe en forma experimental, más de tres décadas después, pero cuya masividad es aún un "por verse").

Las predicciones para el período entre 1991 y 2000 son especialmente parcas. Y fallidas, además. Se insiste en los dirigibles con helio, se señala que el combustible va a ser reemplazado por hidrógeno líquido en las aerolíneas civiles (predicción que tiene que ver más con la paranoia de los '70s sobre el agotamiento del petróleo más que con otra cosa, con toda probabilidad), y la utilización de automóviles electrónicos impulsados por baterías recargables (lo único que obtuvimos al respecto en la década fue la canción de los magios en "Los Simpsons", en donde nos enteramos que la Venerable Orden de los Magios DETUVO el automóvil eléctrico...).

Sobre el período 2001 a 2050 es difícil evaluar, por la obvia razón de que estamos en él. Pero veamos qué cosas estarían cumplidas, según este libro, para 2050. Habríamos visto ya los primeros martenautas, así como transbordadores espaciales de pasajeros (bueno, no hay vuelos regulares, pero el turismo espacial es ya una realidad), expediciones con seres humanos a los asteroides ¡y a Saturno!, y naves espaciales con amplias velas impulsadas por el viento solar (que claro, sólo funcionarían de esa guisa alejándose del Sol; al revés deberían emplear un método de propulsión alternativo). Una profecía resultó especialmente interesante debido a que puede considerársela como cumplida a medias... ANTES del 2001. Me refiero al túnel subterráneo de gran velocidad, lo que puede considerarse como cumplido con el Eurotúnel. Eso sí, dicho tren subterráneo operaría en el vacío para reducir la fricción y ahorrar energía (la obsesión de toda futurología setentera que se respete como tal), algo que hoy por hoy no parece asomarse en el horizonte todavía.

domingo, 27 de diciembre de 2015

Las ciudades de finales del siglo XX.

Ya hemos comentado acerca de la colección de "El mundo del futuro" aquí en Siglos Curiosos: fueron tres tomos publicados en inglés en 1979, con la autoría de Kenneth Gatland y David Jefferis, y editados en castellano por Editorial Plesa. Resulta interesante echar un vistazo acerca de cómo veían el mundo de finales del siglo XX y comienzos del XXI, gracias a una cómoda tabla cronológica insertada al final; ya lo hemos hecho con los robots en Siglos Curiosos, y ahora lo haremos con las "ciudades del futuro". Muchas de las predicciones fueron desacertadas, sea porque no han sido realizadas, o sea porque fueron realizadas de forma muy posterior a la fecha que le adjudicaban. Pero predecir el futuro siempre es un negocio difícil, así es que no nos reiremos (mucho) de sus desaciertos y fallos. Y ahora, sin más preámbulos... así es como visualizaban las ciudades del futuro en 1979.

Entre 1980 y 1990 tenemos varias profecías fallidas desde el punto de la fecha: se han concretado, pero tardaron mucho más de lo previsto en hacerse realidad. Se menciona que el periódico llega a los hogares impreso por computadora o a través de la pantalla de televisión, lo que en la actualidad es una realidad gracias a Internet y el correo electrónico, pero que no lo era en 1990. Se menciona también el perfeccionamiento de la tecnología para ahorrar energía en las casas (cierto, pero posterior a 1990), y la generalización de los paneles solares para generar electricidad hogareña, tendencia que está al alza hoy en día, pero está lejos de ser "generalizada". La profecía que no vimos ni en 1990 ni en la actualidad, son la aparición de los primeros robots domésticos, salvo aquellos que aparecieron como curiosidad o artículos de lujo (en "Rocky IV", por ejemplo). Las profecías que sí pueden verse como hechas realidad, incluso en su década, son la transmisión de programas educativos para el Tercer Mundo a través de satélites de comunicaciones, así como el perfeccionamiento de las turbinas de aire para suministrar energía eólica barata (aunque desde esa década a la fecha, dicha tecnología todavía no se haya propagado en demasía).

Para el período entre 1991 y 2000 se predijeron varias tecnologías hoy en día disponibles... aunque después del 2000. Incluye la votación electrónica, aunque hoy por hoy dicha tecnología todavía es problemática. Y la televisión en 3-D, aunque su método sea diferente a los actuales disponibles (habría usado técnicas holográficas). Y los experimentos con combustibles orgánicos alternativos a la gasolina. Y el uso de fotocopiadoras (que irónicamente, con la digitalización de documentos, parecieran ir en franco declive). Y la robotización de las fábricas, por supuesto. Los desaciertos, eso sí, son bastante gruesos: lanzamiento de satélites aspiradora para combatir la chatarra espacial, instalación de una granja en órbita por parte de la Unión Soviética (¡¡!!), reemplazo del ama de casa por los robots domésticos, transporte de icebergs para solucionar la crisis del agua, construcción de una ciudad submarina en el Mediterráneo para ayudar en tareas de minería... Los aciertos casi de pleno (salvo el formato, eso sí) es la masificación de las "radios de pulsera", que dicho así parece una profecía fallida, hasta que se piensa en ése fue el período en que comenzó la masificación de la moderna telefonía celular, así como las primeras entregas de correo electrónico, aunque su método es un tanto rústico: "Las cartas escritas a mano se copian electrónicamente y se envía por satélite a su destino"... De hecho, está describiendo el fax, que en los 90s murió en todas partes, excepto en Japón, porque, bueno... Japón, por eso.

Para el período del 2001 al 2050 en que nos encontramos, aún es temprano para decidir los aciertos o errores, claro. Pero mencionemos algunas cosas. Lo realmente importante aquí es que la colonización del espacio está lanzada a toda vela. Para el año 2050 habría estaciones espaciales permanentes en órbita (que las hay) y miniciudades orbitales (veremos), construcción de una base lunar y el nacimiento del primer bebé en la Luna, eliminación de casi todas las taras hereditarias (eso está difícil para 2050), formación de un anillo de chatarra alrededor de la Tierra (tanto como un anillo no, pero esta profecía en la actualidad es deprimentemente correcta, y un escenario como la película "Gravedad" no es ciento por ciento descartable), instalación de una base minera en Marte, utilización de los asteroides como fuentes de materia prima, inicio de la construcción de una colonia espacial para 10.000 personas, comienzo de la terraformación de Venus, una ciudad con 500 habitantes en órbita alrededor de Marte, un hotel para turistas en el espacio, celebración de los Juegos Olímpicos Interplanetarios en la Luna (¡¡!!) (¡¡y para 2020!!), creación de varias ciudades marinas, y finalmente la estabilización de la población planetaria entre 6.000 y 7.000 millones de personas, en parte gracias a la válvula de escape que significa la colonización del espacio. Por supuesto que faltan casi tres décadas y media para el 2050, pero aún así, cabe profetizar que los logros para dicha época van a ser quizás algo más modestos que lo señalado en estas páginas...

jueves, 24 de diciembre de 2015

Los robots de finales del siglo XX.

Aunque usted no lo crea, hubo una época no muy lejana en el tiempo (hablamos de los '80s aquí) en que los niños tenían a su disposición... ¡ciencia! No sólo juegos de química o similares, sino también... ¡libros! Vale, libros de ciencia para niños, pero... ¡libros de ciencia para niños! La editorial señera en esto fue Plesa, que tradujo y adaptó al español algunos libros escritos en Inglaterra, destinados a que la chavalería se instruyera un poquitito. Una de las series adaptadas fue una trilogía de libros de 1979 llamada "El Mundo del Futuro". Pero esto es Siglos Curiosos, y no posteamos sobre esta serie por nostalgia, sino por su valor retrohistórico. Porque en dicha colección venía, al final, una tabla cronológica acerca de qué iba a ocurrir en el futuro. Como ahora ese futuro (finales del siglo XX y comienzos del XXI es el pasado), vale la pena repasar un poco si dichas predicciones fueron acertadas, o pecaron de ingenuidad. Con un poco de sorna, por supuesto (lo dicho, esto es Siglos Curiosos), pero también con la conciencia de lo muy difícil que es profetizar el futuro. Partiremos entonces con el tomo "Robots", y veremos qué tal anduvieron las predicciones de marras.

Para 1980 a 1990, los escritores se pasaron de optimistas. Con todo, hubo apenas un par de profecías realmente fallidas; el resto fue sólo demasiado anticipado. Las fallidas fueron la predicción de que estaría funcionando el primer reactor de fusión nuclear (experimental, eso sí) que produzca más energía de la que consume, algo que a la fecha no está ni siquiera en el horizonte, y además que la producción industrial sería más barata en estaciones espaciales en órbita, algo que hoy por hoy es risible. También se profetizaba que en las primeras labores de construcción de la estación espacial que capta energía solar y la reenvía a la Tierra en forma de microondas (que iba a pasar hacia el siglo XXI), iba a ser ensamblada por robots; esto fue un poco prematuro, aunque dicha década vio la incorporación de un brazo mecánico al transbordador espacial, por lo que podemos afirmar que ésta sí que iba por buen camino, aunque le faltaba todavía en esos años, y en los nuestros también. La gran predicción acertada (aunque por poco) es el telescopio espacial puesto en órbita por el transbordador espacial, lo que resultó efectivo en 1990 (¿el telescopio espacial Hubble, alguien...?), en el límite mismo del período.

Para la década entre 1991 y 2000, existe una sola predicción realmente acertada: que la ingeniería genética era de uso corriente para el mejoramiento artificial de plantas y animales. Y una de acierto limitado: la posibilidad de destruir células enfermas mediante rayos láser. Hay también uno que se anticipó demasiado: el avión controlado por un piloto robot (los drones existen, pero son tecnología algo posterior, y no tan imponente como el vehículo propuesto por el libro. Y desde luego que no eran tecnología habitual en el mismísimo año 2000). El resto son una serie de desaciertos entonces e incluso ahora: granjas submarinas para mejorar las reservas de pescado, uso masivo de hovercrafts para transporte de tropas, lásers de alta potencia en combate (se utilizan, pero sólo como guía de misiles o de miras telescópicas, no como arma en sí), un satélite detector de terremotos en órbita, combate de incendios forestales mediante máquinas con robots, satélites espejo en órbita que iluminen la noche... Dejamos para el final el replicador, que es una especie de fotocopiadora en 3-D, y que en los 90s parecía como algo poco menos que imposible... aunque ahora sí están empezando a masificarse lentamente las fotocopiadoras en 3D. Ahora, no en los 90s.

Para el período 2001 a 2050 en que estamos, todavía no podemos decir cuántos aciertos o errores habrán. Entre las cosas anunciadas están reactores de fusión nuclear comerciales, minirrobots implantados en el cerebro humano, la conclusión del ensamblaje (¡por fin!) de la estación espacial de energía solar, la construcción de una catapulta electromagnética en la Luna que envíe minerales a las fábricas orbitales alrededor de la Tierra, un radiotelescopio en órbita, y finalmente, las primeras colonias mineras en los asteroides. Ninguna de estas ideas es realmente imposible (aunque la estación especial de energía solar tiene el leve problema logístico de que retransmitir la energía a la Tierra usando un máser puede ser algo complejo), aunque al momento de escribir estas líneas (el año 2015) todavía se veían como bastante lejanas en el horizonte.

Seguidores

Busca temas históricos en Siglos Curiosos

Absolutismo (4) Administración Política (14) Africa (14) Alemania (16) Alimentación (13) América Colonial (6) América Independiente (1) América Precolombina (9) Animales (15) Antártica (1) Anticipación del Futuro (15) Argentina (2) Arqueología (11) Arquitectura (13) Arquitectura y Urbanismo (7) Astrología (4) Astronomía (27) Australasia (4) Australia (1) Austria (2) Automóviles (1) Aviación (2) Biblia (27) Bibliotecas (1) Biología (9) Bolivia (1) Botánica (1) Brujería (1) Bulgaria (1) Caballería (2) Calendarios (7) Caricaturas y Cómics (4) Celebraciones (1) Chile (97) China (9) Ciencia Ficción (12) Cine (42) Civilización Andina (5) Civilización Arábiga (1) Colombia (1) Colonizaciones (2) Comunicaciones (3) Construcciones (1) Cosmovisiones (3) Crímenes y Criminales (27) Cristianismo (20) Cristianismo y Cristianos (9) Croacia (1) Década de 1900 (13) Década de 1910 (17) Década de 1920 (8) Década de 1930 (15) Década de 1940 (20) Década de 1950 (12) Década de 1960 (7) Década de 1970 (12) Década de 1980 (18) Década de 1990 (11) Década de 2000 (24) Década de 2010 (13) Delfines y Ballenas (1) Democracia (17) Demografía (2) Deportes (7) Derechos de Autor (4) Diplomacia (3) Discriminación (1) Drogas (1) Economía (19) Edad Media (20) Educación (3) Egipto (2) Egipto Antiguo (12) Electrónica (1) Enfermedades Mentales (6) Eras Geológicas (6) Errores Científicos (5) Erupciones Volcánicas (2) Escandinavia (1) Esclavitud (4) Escultura (10) Esoterismo y Ocultismo (6) España (22) Espionaje (1) Espiritismo (1) Estados Unidos (39) Etimología (55) Europeocentrismo (3) Evolucionismo (8) Existencia de Dios (7) Expresiones (24) Fanatismo Religioso (3) Feminismo (3) Filosofía (23) Física (2) Francia (37) Frases para el Bronce (15) Fraternidad Universal (8) Fútbol (1) Gatos (6) Genética (7) Genocidios (1) Geografía (7) Geología (9) Grecia (1) Grecia Arcaica (8) Grecia Clásica (18) Grecia Helenística (6) Grecia Medieval (1) Guerra (9) Guerra Antigua (6) Guerra Medieval (10) Guerra Moderna (7) Guerra Naval (4) Guerra Reciente (7) Hebreos (3) Heroísmo (2) Historia Alternativa (4) Historiadores (13) Historieta y Cómic (7) Holanda (2) Humanismo (1) Idioma Castellano (2) Idioma Griego (9) Idioma Inglés (2) Idioma Latín (7) Idioma Sánscrito (1) Idiomas Artificiales (1) Iglesia Católica (8) Ilustración (2) Imperio Bizantino (12) Imperio Británico (2) Imperio Español (17) Imperio Inca (1) Imperio Napoleónico (6) Imperio Otomano (4) Imperio Persa (2) Incompetencia Militar (14) India (17) Informática (6) Ingeniería (7) Inglaterra (53) Intrigas (9) Islam (10) Italia (22) Japón (20) Joyas (2) Judaísmo (16) Judaísmo y Judíos (10) Juegos y Pasatiempos (4) Juicios (21) Leyenda Negra (2) Leyendas (7) Leyes (20) Libertad de Expresión (8) Libertad de Religión (4) Lingüística (1) Listas de Gobernantes (2) Literatura (50) Mar Mediterráneo (2) Más Allá (3) Matemáticas (16) Matrimonio (7) Medicina (15) Medio Oriente (6) Mesianismo (6) Mesoamérica (11) Mesopotamia (3) México (2) Minería (4) Mitología Latinoamericana (2) Mitos de la Creación (5) Moda (2) Monarquía (26) Mongoles (4) Monumentos (1) Muertes Remarcables (10) Mujeres (30) Mundo Bíblico (12) Música (10) Música Popular (6) Música Selecta (5) Nacionalismo (4) Navegación (23) Negociados (2) New Age (1) Occidentalización (1) Océano Atlántico (5) Oceanografía (2) Origen de la Humanidad (2) Paleolítico (1) Paleontología (11) Palestina (4) Periodismo (2) Persia (3) Personajes (43) Perú (1) Pintura (9) Polinesia (2) Premio Nobel (4) Primera Guerra Mundial (6) Profetas (5) Propaganda (3) Pueblos del Antiguo Testamento (4) Pueblos y Tribus (9) Química (4) Racismo (7) Radiodifusión (1) Regiones Geográficas (5) Reinos Helenísticos (1) Religión Grecorromana (9) Religiones Antiguas (3) Renacimiento (14) Robótica (2) Roma Antigua (42) Romanticismo (1) Rusia (12) Sacerdotes (1) Sacro Imperio Romano Germánico (2) Satanismo (5) Segunda Guerra Mundial (6) Sexismo (7) Sexualidad (20) Siglo 05 (1) Siglo 11 (1) Siglo 14 (1) Siglo 15 (2) Siglo 16 (6) Siglo 17 (32) Siglo 18 (26) Siglo 19 (56) Siglo 20 (24) Siglo 21 (1) Sincretismo Religioso (2) Sudáfrica (1) Suiza (2) Supersticiones (1) Teatro (5) Tecnología Militar (7) Tecnología Nuclear (3) Televisión (5) Teología Cristiana (5) Terremotos (9) Tíbet (1) Universidades (3) Urbanismo (14) Vampiros (3) Vestimenta (4) Viajes y Viajeros (13) Zoología (9)